Los champiñones son versátiles y resultan perfectos para asar a la parrilla. Los champiñones asados a la parrilla presentan un sabor suave y ahumado que no se puede lograr de ninguna otra manera. El calor seco de la parrilla forma una corteza caramelizada que sella todo el sabor y la humedad en el interior.

Suave y ahumado

Los champiñones se prestan muy bien para asar a la parrilla. Los champiñones a la parrilla tienen un irresistible sabor ahumado que ninguna otra técnica de cocción puede igualar.

Mini entero

Mini entero

En mitades

25-45 mm

En laminas, 3-5 mm

En laminas, 3-5 mm

20-60 mm

Cubos

10x10x10 mm

Valor nutricional por 100 g

Energía 33 kcal (137 kJ)
Grasas 1.9 g
-de las cuales: saturadas 0.4 g
-de las cuales: monoinsaturadas 0.6 g
-de las cuales: polisaturadas 0.9 g
Carbohidratos 0.5 g
-de los cuales: azúcares 0.3 g
Fibra 4 g
Proteína 3.0 g
Sal <5 mg

Propiedades organolépticas

Color Entre marrón claro y marrón
Sabor Sabor fresco y característico de los champiñones a la parrilla, sin sabores desagradables
Gusto Típico gusto a champiñones a la parrilla

Ingredientes

Champiñones 98%, aceite de girasol 2%

Unidad estándar

Envoltorio 50 micras, azul
Peso neto 10 / 12 kg
Medida de la caja 390 x 290 x 212 mm

Palés

Europalé 8 cajas/capa; 64 cajas/palé
Palé de bloques 10 cajas/capa; 80 cajas/palé

Unidad estándar

Envase interior bolsa de plástico azul
Envase exterior caja de papel
Envase secundario Europalé (180 g film estirable) o palé de bloques (216 g film estirable)

Almacenamiento

Guardar en un lugar seco, -18°C

Durabilidad

12-18 meses

Champiñones a la parrilla

Nuestros champiñones se asan a la parrilla pocas horas después de la cosecha. En una fábrica de producción de última generación en los Países Bajos asamos los champiñones a la parrilla mediante luces infrarrojas. Después de recubrirlos con aceite, el calor seco forma una corteza que sella todo el sabor y los nutrientes. El proceso reduce la humedad al tiempo que realza un sabor y una textura únicos. Al utilizar luz infrarroja en lugar de fuentes de calor convencionales, los champiñones quedan totalmente tostados. En consecuencia, nuestros champiñones no tienen marcas de parrilla. El resultado es un sabor fantástico.

Listos para utilizar

Después de asarlos a la parrilla, los champiñones se preservan. La técnica IQF (congelado rápido individual) para champiñones a la parrilla da como resultado un ingrediente de calidad con su forma, su estructura, su valor nutritivo y su sabor perfectamente preservados durante dos años. Los champiñones a la parrilla se comercializan en varias formas y tamaños. Para que su utilización resulte rápida y fácil, se pueden añadir condimentos al producto. La gama de envases comprende desde bolsas de 500 gramos hasta octavines para un uso eficiente en el proceso.

Aplicaciones de los champiñones a la parrilla

Un champiñón a la parrilla es perfectamente adecuado para una amplia gama de aplicaciones. Debido a su bajo peso escurrido y su gran sabor, los champiñones a la parrilla se pueden utilizar en una amplia gama de aplicaciones como sopas, salsas, coberturas y platos preparados.

También se comercializan nuestros champiñones a la parrilla orgánicos.

Farm Pack produce champiñones a la parrilla y está trabajando en una nueva gama de verduras a la parrilla congeladas. ¡Todo sabroso, ahumado y orgullosamente holandés!
Willem y Linda Veldhoen, director comercial y directora gerente

Por qué los champiñones a la parrilla son mejores que los frescos

La mejor manera de mantener el valor nutritivo de los champiñones es asarlos a la parrilla. Investigadores españoles han descubierto que esta es realmente la mejor manera de preparar los champiñones y preservar los nutrientes. Al menos, esto es lo que publicaron en el International Journal of Food Sciences and Nutrition. La conclusión es que cocinar los champiñones en agua no es la forma más saludable de prepararlos. Es cierto que esta forma de preparación proporciona la mayor cantidad de beta glucano, lo que ayuda a mantener el sistema inmunológico para luchar contra las infecciones. Pero hervir los champiñones también disminuye la eficiencia de los antioxidantes en aproximadamente un 50% en comparación con los champiñones crudos. Freír los champiñones provocará una disminución del 25-40%. Sin embargo, asar los champiñones a la parrilla proporciona la mayor cantidad de antioxidantes.