Aquí es donde nuestros productos terminan: en los estantes de los supermercados con marcas blancas. Gracias a nuestra distribución de primera calidad a los supermercados, nuestros champiñones son tan naturales y frescos como se pueda desear cuando llegan a las estanterías.